Hice esto con mi madre de 70 años y ya no tiene ni una cana. Es fácil y económico.

¿Buscas un tinte natural para tus canas? Esta es tu solución: sin químicos y a bajo costo

Habitualmente utilizamos un dicho popular para referirnos a cosas que no se alteran y decimos que nos sacan “canas verdes”. Obviamente esto no es así, pero sí el paso del tiempo y alguna predisposición genética hace que de pronto descubramos frente al espejo que empiezan a aparecer las primeras canas, siempre en lugares muy visibles como son la frente y las sienes.

Inmediatamente pensamos en tinturas de caja o en el salón de belleza para lograr cambios en este sentido, sin saber que podemos recurrir a productos naturales que nos ayudarán a mantener el color del cabello sin necesidad de recurrir a tratamientos costosos o a tintes peligrosos que en ocasiones generar alergias.

Toma un par de horas para dedicarle a tu cabello y prueba con el siguiente tratamiento natural a base de un producto de uso habitual: cáscaras de papa.

Las cáscaras de papa concentran gran cantidad de almidón que actúa como un colorante natural ayudando a cubrir esas canas que no queremos que se vean. La constancia es importante, ya que notarás los resultados al cabo de varias semanas.

Para preparar esta tintura de cabello natural vas a necesitar:

– 5 papas medianas o grandes
– 1 olla grande
– 1 tazón grande
– 1 colador
– 1 botella vacía de champú (limpia)
– Champú y acondicionador
– 1 toalla


Lava bien las papas retirando todo exceso de tierra y pélalas. Descarta la papa pelada y coloca las cáscaras dentro de la olla con 3 litros de agua. Hierve a fuego lento durante 30 minutos.

Retira la olla del fuego, y cuela las cáscaras reservando el agua. Cuando el agua se haya enfriado colocarla dentro de la botella de champú vacía.

Lave su cabello de manera habitual, pero tome en cuenta que es importante hacerlo con champú y un acondicionador hidratantes. Con el cabello húmedo, aplique el agua en donde hirvió las cáscaras de papa cubriendo toda la cabeza y luego envuelva su cabello en una toalla.

Deje actuar durante dos horas y luego enjuague con agua fría. Repita este mismo procedimiento durante varias semanas o meses hasta lograr los resultados esperados.